Dulce Canela Sexy   SUBMIT


  close
Interested in buying this domain?

Hace unos meses, un importante estudio determinó que una de las acciones mas eficaces que puede realizar una persona para mitigar su huella ecológica es dejar de comer carne y productos lácteos. Joseph Poore y Thomas Nemecek (investigadores de las universidades de Oxford y Zúrich, respectivamente) publicaron un estudio en el que analizaron las acciones inmediatas que es posible emprender y que son capaces de reducir significativamente el impacto humano sobre el medioambiente.

Poore y Nemecek llegaron la conclusión de que estos cambios en la dieta son los más efectivos desde un punto de vista ecológico, luego de analizar el hecho de que de la superficie terrestre destinada a la producción de alimentos, 83% se utiliza para la producción de carne o de productos lácteos, lo cual genera el 60% de los gases de efecto invernadero relacionados con la agricultura y, en contraste, provee únicamente un 18% del total de calorías y 37% de las proteínas consumidas por la población mundial.

Por si esta información no es lo suficientemente convincente, numerosos estudios han sugerido que comer mucha carne, particularmente carne roja, la cual es la que más afecta al medioambiente, parece tener efectos nocivos en la salud.

Un estudio reciente publicado en la revista médica The BMJ encontró una correlación entre hábitos como comer carne roja y carnes procesadas y el riesgo de una muerte prematura. La investigación fue realizada en China y Estados Unidos y participaron más de 75 mil personas. El estudio registró la salud de estas personas durante 3 décadas, así que se trata de una investigación digna de tomarse en cuenta. Comer 3.5 veces a la semana carne roja durante más de 8 años se asoció con un 10% de incremento en la posibilidad de morir en los siguientes 8 años. Las carnes procesadas, según el estudio, son aún peores para la salud. "Canjear" la carne por pescado mejoró dramáticamente los prospectos de salud de los participantes.