Dulce Canela Sexy   SUBMIT


  close
Interested in buying this domain?

Tener sexo sin protección puede perturbar el delicado balance del ecosistema de microorganismos de la vagina, según un nuevo estudio. La vagina de una mujer sana suele tener un dominio de ciertos tipos de bacterias, y cuando crecen otras especies esto puede dar lugar a infecciones del tracto urinario o incluso a nacimientos prematuros, según explica New Scientis. Investigadores australianos, tomaron nota de las bacterias de 52 mujeres. Se tomaron muestras de la microbiota que vivía en la vagina cada tres meses y se pidió a las voluntarias que registraran sus actividades sexuales y si usaban condón o no. 

Las mujeres que tuvieron sexo sin protección tuvieron mayores probabilidades de tener un microbioma vaginal dominado por especies como Gardnerella vaginalis y Lactobacillus iners. Estas bacterias parecen colonizar la vagina después de la infiltración de la perturbación peniana de la microbiota. El tema es que el microbioma es tan complejo y delicado que el cambio de balance puede causar problemas. Estas dos especies están vinculadas a la vaginosis, que se caracteriza por el mal olor.

Los científicos creen, sin embargo, que la vagina se adapta bien a las bacterias del pene de una pareja a largo plazo; lo que perturba en gran medida es el influjo poligámico. Teóricamente lo que puede suceder cuando se tiene sexo con muchos diferentes microbiomas penianos, es que la vagina monte una respuesta inmune inflamatoria. 

Se cree que existen unas 100 millones de bacterias por mililitro de secreción vaginal y unas 10 millones de bacterias por mililitro de semen eyaculado. Así que hay una gran batalla allá abajo. 

Investigadores desarrollan probióticos específicos para las comunidades bacteriales vaginales, pero mientras tanto se recomienda simplemente usar condón u otro método de protección.