Dulce Canela Sexy   SUBMIT


  close
Interested in buying this domain?

El potencial erótico de una cara con gafas no sólo lo supieron explotar los organizadores del concurso de belleza Miss Guapa con Gafas (una cosa que se hacía antes, en serio) o Chicho Ibáñez Serrador a través de las célebres azafatas del ‘Un, dos, tres’. También los japoneses, unos auténticos degustadores de ‘delicatessen’ parafílicas, han aportado su granito de arena a la hora de hacer de las gafas un objeto sexy y de elevado voltaje sensual, sobre todo de un tiempo a esta parte.